Menu

5 sorprendentes efectos de la ola de calor global de este año

Durante las primeras tres semanas de julio, las temperaturas han sido mucho más altas que el promedio; en algunos casos, por varios grados. A nivel mundial, junio fue el segundo mes más cálido registrado.

El continente más afectado fue Asia, en particular Japón; así como el norte de Europa, los Estados Unidos y Canadá.

1. Canadá se puso realmente caluroso

Canadá registró temperaturas comúnmente asociadas con el Medio Oriente o África. El mercurio alcanzó la abrasadora temperatura de 47 grados Celsius(116,6 Fahrenheit) en la capital, Ottawa, en julio.

Se espera que las temperaturas récord continúen en el centro y el este de Canadá, por lo que deben asegurarse de saber cómo protegerse y proteger a su familia.

2. El Ártico se incendió

Los incendios forestales en California, España y Portugal son noticias de verano preocupantes, aunque no inusuales. Pero no es frecuente que escuchemos cómo los bomberos suecos y noruegos están luchando para apagar incendios en vastas áreas de bosques.

Escandinavia ha sufrido una ola de calor prolongada este año, con temperaturas que superaron los 30 °C en el Círculo Polar Ártico, según la Organización Meteorológica Mundial.

3. Una montaña se encogió

Mientras los bomberos luchaban contra los incendios forestales, una de las montañas de Suecia se estaba encogiendo.

El pico más alto de Suecia es un glaciar en el extremo sur de la montaña Kebnekaise. Gunhild Rosqvist, a profesor de geografía de la Universidad de Estocolmo, dijo a the Guardian que durante el mes de julio la cumbre se redujo en cuatro metros, ya que la nieve y el hielo se derritieron por el calor. La montaña perdió un promedio de 14 centímetros por día y ya no es el pico más alto de Suecia.

4. La investigación científica disfrutó de un impulso

Largas horas de luz solar y altas temperaturas del agua han creado las condiciones perfectas para las algas tóxicas. La floración tóxica prospera en aguas más cálidas, alimentándose de nutrientes que provienen principalmente de la escorrentía agrícola. Los visitantes de las playas del Mar Báltico han sido advertidos que no deben nadar, ya que las algas son venenosas para los humanos y los animales.

Pero también les está dando a los científicos una nueva oportunidad de investigación de antibióticos. La floración contiene un tipo de bacteria que podría ser útil en la lucha contra la resistencia microbiana.

5. Pudimos vislumbrar el pasado

El calor extremo en el Reino Unido ha abierto una ventana a su pasado.

Las imágenes satelitales de campos resecos en Gales han revelado rastros de características arqueológicas que generalmente están ocultos.

Los restos de antiguos castillos, fortalezas, granjas, mansiones, entre otros, se están haciendo visibles, algunos de ellos datan de la Edad de Hierro.

En un caso, se descubrió un asentamiento de villas romanas que antes no se sabía que existían.

Comentarios

comentarios