Menu

Armando Paredes, presidente del Consejo Coordinador Empresarial

En su discurso insistió en la necesidad de disminuir a la brevedad posible el rezago social que vive gran parte de la población mexicana, 50 millones de pobres con un atraso en educación y una escasa conciencia en el cuidado del medio ambiente.

“Mientras sigamos manteniendo los esquemas estrechos de desarrollo, la desigualdad seguirá creciendo y con ello la sociedad se polarizará aun más. Para contribuir a un desarrollo sostenible, las empresas –además de cumplir con la responsabilidad que tenemos con los consumidores y accionistas– debemos replantear nuestra misión y nuestros valores”, comentó.

Por ello instó al auditorio a contribuir activamente para cerrar la brecha social que “a todos lacera y detiene”. Paredes hizo referencia sobre el momento que vive México en estos días, el cual calificó como “inédito”. Pidió voltear a temas como el calentamiento global que ya está arrojando consecuencias y a la crisis financiera que no tiene precedentes, en la que la mayor parte de los países está en franca recesión económica.

“Es una crisis que ha alcanzado ya un costo de 50 mil millones de dólares, cantidad impresionante que nos obliga a replantear hacia dónde vamos”.

El representante del sector empresarial mexicano, consideró que los últimos años nos han brindado una buena lección al mostrarnos que no existen modelos infalibles, que las organizaciones más sólidas pueden derrumbarse y que los paradigmas de ayer no son necesariamente los de hoy, por lo que las reglas del mercado y los escenarios son otros.

Dijo que después de estos complejos sucesos van a venir muchos cambios a los que tendremos que acoplarnos. “Es nuestra obligación insertarnos en ellos y convertirnos en factores de cambio”.

“Cuando hablamos de cambio, de futuro, hablamos de gente que tiene nombre y apellido, las organizaciones, los gobiernos, los medios, los partidos, se forman por la voluntad y el trabajo de hombres y mujeres como ustedes”, apuntó Armando Paredes para incidir en la responsabilidad de trabajar en el desarrollo de estrategias inteligentes.

Hizo hincapié en la necesidad de comprometerse en una nueva relación con la comunidad cercana a los negocios, con el medio ambiente, con los empleados. “Si somos capaces de entender que el bienestar y el crecimiento de otros es también el bienestar propio, seremos capaces de entender que una empresa que no se procura un entorno sostenible reduce sus posibilidades de desarrollarse competitivamente y de prosperar”.

Armando Paredes felicitó públicamente a las empresas que llevan nueve años consecutivos obteniendo el Distintivo ESR y reconoció que con su compromiso diario hacen la diferencia, “A cada una de ellas, gracias por ponernos el ejemplo de lo que sí se puede hacer en México”.

También exhortó a las firmas a involucrarse con más fuerza en estos temas a pesar de las circunstancias actuales en las que suponen un esfuerzo adicional. No obstante, se trata de una inversión 100% redituable.

“Ser y actuar con responsabilidad social no es solamente ser solidarios en los mejores momentos, es actuar en consecuencia en una crisis, ser innovadores constantes y capaces de perfilar nuestros esfuerzos y equilibrar nuestras acciones para preservar lo más valioso del empresariado, el potencial de la gente”.

Antes de concluir su participación, el presidente del Consejo Coordinador Empresarial extendió su reconocimiento al Cemefi y a Aliarse, “por este esfuerzo de hacer un futuro más justo para todos”.

“Reflexionemos qué México queremos y qué necesitamos para construir una sociedad más justa y más próspera”, dijo Armado Paredes a los asistentes durante la clausura del II Encuentro Latinoamericano de las Empresas Socialmente Responsables.

Comentarios

comentarios