Menu

China construyó una planta de energía solar con forma de panda

La salida de Estados Unidos del Acuerdo de París ha permitido que China sea el actual líder en energías renovables. El gobierno chino está invirtiendo a en energía eólica y especialmente la solar.

Si algo ha china a lo largo de su historia es su capacidad para adaptarse al futuro. Y en lo que a materia energética ser refiere, de ser uno de los países más contaminantes del planeta, con centenares de plantas energéticas de carbón repartidas por el país, a liderar la revolución verde.

China ha decidido contarle al mundo que su compromiso es ineludible, utilizando su mejor herramienta propagandística el panda. China ha utilizado al panda como una forma de extender sus intereses geopolíticos y económicos por el mundo. La diplomacia del panda se articula de diversos modos: desde el préstamo de osos a zoológicos de todo el mundo hasta plantas de energía solar con forma de panda.

La planta de energía solar, se encuentra en Datong al oeste de Pekín. En Snopes han logrado una fotografía aérea que muestra como la planta solar sí tiene forma de panda. La idea pertenece a Panda Green Energy, y el complejo, inaugurado el pasado 29 de junio, tiene una potencia instalada de 50MW, bastante discreta.

 

 

Especialmente para China, el diseño de la planta tiene como objetivo interesar a los más pequeños en las energías del futuro y en cómo podemos generar electricidad sin dañar al planeta.

El asunto ha generado la suficiente publicidad como para colocar sobre la agenda mundial el renovado liderazgo de China en materia renovable, con un destacado protagonismo de la solar: el país ya acapara el 25% de la producción de electricidad mundial vía placas fotovoltaicas, y duplicó su potencia instalada entre 2015 y 2016. También cuentan con las dos plantas más grandes con Tengger Desert Solar Park, la cual es la planta fotovoltaica más grande del mundo en Zhongwei, Ningxia.

La planta-panda de Datong forma parte de un mayor esquema de complejos fotovoltaicos con forma de animales, un proyecto impulsado por Panda Green Energy bajo el nombre “Beld and Road” y que aspira a repartirse por todos los países que tradicionalmente pertenecieron a la Ruta de la Seda. Por tanto se debe esperar que veamos más plantas en forma de pandas.

Para China es un negocio redondo: el panda suaviza su imagen global, la planta ahorra un millón de toneladas de dióxido de carbono emitidas durante los próximos 25 años y contribuye a colocar al país al frente de la energía del futuro, la renovable.

El gigantes de más de 1,300 millones de habitantes esta promoviendo un mayor uso de energía solar para reducir la contaminación, que es un problema real y tangible.

¿Cómo funciona? via energialimpiaparatodos.com

Las centrales eléctricas de 50 MW cubren un área total de 250 acres, con la parte negra compuesta de silicona monocristalina y las células solares de película fina de color gris y blanco. Los objetivos futuros planean aumentar la capacidad a 100 MW, aumentando la capacidad de la planta para proporcionar energía verde a través de un área más amplia en Datong y previniendo un equivalente de 2,74 millones de toneladas de dióxido de carbono en los próximos 25 años. El reporte que recoge Energía Limpia XXI destaca que el PNUD y Panda Green Energy Group trabajarán juntos para promover y popularizar la promoción de la energía nueva a través de campamentos de verano y concursos de diseño de innovación abierta. Las iniciativas tienen como objetivo involucrar a los jóvenes de China y ayudar en el desarrollo de los futuros líderes en el campo de la energía sostenible.

Fuente: es.weforum.org

Comentarios

comentarios