Menu

Corrupción: enfermedad de empresas y gobierno

Para la conferencia magistral sobre la Corrupción del X Encuentro Latinoamericano de Cemefi, se contó con la participación del maestro José Medina Mora de Compusoluciones, quien comentó que es la misma corrupción la que ha minado la confianza en las instituciones

La corrupción existe de manera cotidiana con pequeños actos de corrupción, quizá sin darnos cuenta, como al tirar un papel en la calle, dar una vuelta prohibida, ir a exceso de velocidad, estacionarse en lugar prohibido, comprar una película pirata o dar una mordida.

El Banco Mundial (BM) dice que la corrupción es el uso del bien público para el beneficio personal. En este sentido, el BM le ha puesto especial cuidado al tema, porque en primer lugar, afecta más a los pobres; en segundo lugar, porque afecta la competitividad de los países; y en tercer lugar, porque minan la confianza en las instituciones. Sin embargo, hay que tener presente que no es una situación genética, o sea, que no estamos programados para ser corruptos, sino que nosotros mismos hemos generado un escenario en donde nos vamos dando esos permisos.

Cuando hacemos una revisión de cómo está nuestro país, con respecto de otros, lo que nos arroja es que México es el país 88 en corrupción y 96 de 102, en impunidad. Y aunque la corrupción no es exclusiva de México, pareciera que la impunidad sí.

 Un ejemplo de la impunidad en México es que hasta el año pasado se denunciaron a 41 gobernadores, se investigaron sólo a seis y se apresaron a cuatro. En ese mismo tiempo, en Estados Unidos se denunciaron a nueve gobernadores, se investigaron a los nueve y se encarcelaron a los mismo nueve.

Es necesario cambiar el chip, donde no nos resignemos a que México es corrupto. Tenemos que mantener la esperanza de cambio. El Banco de México, por ejemplo, se descentralizó, lo que quiere decir que no es manipulado por el mismo Ejecutivo. Por ejemplo, en los 90 era impensable que un ciudadano tuviera el derecho a tener acceso a la información, hoy es un derecho Constitucional, donde cualquier ciudadano puede pedir información al Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), o a los  institutos estatales de acceso a la información.

Para tener un México mejor se requiere de paciencia, perseverancia y optimismo para cambiar. La evidencia está en que países como Hong Kong, le llevó 20 años de estar entre los lugares 90 y 100 de 102 países, y ahora está en lo primeros 10 lugares, o sea en los países con menos corrupción y menos impunidad.

Comentarios

comentarios