Menu

El bienestar animal en la cadena de suministro de las empresas

Durante el Encuentro, los líderes mexicanos de la industria alimentaria (Alsea, Grupo Bimbo, Arcos Dorados y Grupo Toks) participaron en el panel “La industria Alimentaria y el Bienestar Animal”, donde se trataron diversos temas como la importancia del bienestar animal en sus cadenas de suministro y cómo están implementando dichos compromisos para abasto exclusivo del huevo y/o cerdos libres de jaula.

Durante la conferencia, Gabriela Tiburcio, Directora de Calidad y Nuevos Productos de Alsea, comentó: “Una de las maneras de ganar como empresa es la sustentabilidad. Como resultado de esto se formaron comisiones de consumo responsable para asegurar que los insumos son seguros y que cumplen con la calidad que los consumidores esperan”.

Por su parte, Gustavo Pérez, Director de Responsabilidad Social de Grupo Toks afirmó: “Si tú prefieres el huevo de gallina libre, puedes cambiar la tendencia del consumo. En Toks estudiamos el tema, visitamos y hablamos con proveedores, ya tenemos una prueba piloto de huevo de gallina libre de jaula en Oaxaca”.

A su vez, Emilio Aguilar, Director de Vinculación Empresarial de Grupo Bimbo dijo: “No visualizo en 10 años un escenario donde una empresa no esté comprometida con el bienestar animal, las exigencias del consumidor los van a hacer migrar. Las grandes empresas debemos ser ejemplo de las demás para reflejar un impacto positivo”.

La moderadora de la conferencia fue Sabina García, Gerente de Programas y Políticas Corporativas para Humane Society International quien nos concedió una entrevista en exclusiva:

¿Qué hace Humane Society International para el bienestar animal?

Por parte del departamento de animales de producción, nos enfocamos en la protección de dos animales que son las gallinas ponedoras de huevo y las cerdas reproductoras. Lo que hacemos nosotros es trabajar de la mano con la industria alimentaria que son desde empresas restauranteras, hoteleras, empresas que ofrecen servicios de alimento, empresas que procesan alimentos, productores; trabajamos con las asociaciones y lo que impulsamos es que estas empresas adapten políticas de mayor bienestar animal.

¿De qué manera les afecta a estos animales vivir en jaulas?

Cuando los animales viven toda su vida en estas jaulas no tienen la posibilidad de expresar gran parte de sus comportamientos naturales, las gallinas no pueden estirar sus alas, no pueden caminar, no pueden picotear el piso, no pueden dormir en perchas.

Por su parte, las cerdas gestantes son las que están preñadas y que van a parir a los lechones que después van a ser para engorda y consumo humano. Las cerdas viven en jaulas del tamaño de su cuerpo en donde de tres a cuatro años, que es su vida reproductiva, sólo pueden dar un paso hacia adelante y uno hacia atrás, no pueden darse la vuelta.

Esto tiene un impacto en la salud del animal, a nivel fisiológico, va a presentar problemas, enfermedades, sistema inmunológico bajo, problemas psicológicos; por eso nos acercamos con las empresas que producen o que consumen estos productos para que puedan cambiar a sistemas libres de jaula, que no significa que sean de libre pastoreo.

¿Cómo se involucran las empresas en este tema?

Las empresas han estado muy interesadas en este tema porque tienen mucho qué ver con la imagen. El cliente final está cada vez más consciente de cómo se producen sus alimentos, quieren relacionarse con marcas que quieren hacer mejor las cosas, que tienen buenas políticas, con marcas que los hacen sentir bien como consumidor, entonces hay una gran transformación en este sentido porque las empresas se están dando cuenta que el cliente quiere algo distinto.

¿Con qué empresas trabaja HSI?

A nivel global tenemos a más de 400 empresas que tienen compromisos de este tipo, en México está Alsea, Toks, Bimbo, CMR, Subway, Unilever, Marriot International, Hilton Worldwide, Taco Holding, Eurest, Carnival, Royal Caribbean, McDonald’s, Liverpool, Sodexo, Nestlé y Sushiito.

HSI lleva operando en México seis años y a nivel internacional tienen más de 60 años. Mediante trabajo de campo, elaboración de políticas, educación, atención directa y servicios y financiamiento de socios locales buscan reducir el sufrimiento animal.

Comentarios

comentarios