Menu

Filantropía en forma planeada y estratégica

Fernando Rossetti, secretario general de GIFE.  (Brasil), en entrevista para Suplementos Corporativos.

El Grupo de Institutos, Fundaciones y Empresas (GIFE) fue la primera asociación sudamericana en reunir organizaciones de origen privado para financiar o ejecutar proyectos sociales, ambientales y culturales de interés público. Desde su fundación en 1995, trabaja en la búsqueda de soluciones para la superar las desigualdades sociales de Brasil.

El GIFE tiene como objetivo influir en las políticas públicas, al establecer convenios, compartir ideas, acciones y aprendizajes con el Estado y con organizaciones de la sociedad civil. Para lograrlo, busca mejorar, difundir conceptos y prácticas de utilización de recursos privados para el desarrollo del bien común.

Fernando Rossetti, secretario general del GIFE explicó que, con el paso del tiempo, la organización se ha consolidado como una referencia en Brasil sobre la inversión social privada. También ha servido como modelo para la creación de otras asociaciones semejantes en América Latina.

“Un diferenciador es que tratamos de hacer nuestro trabajo de responsabilidad social y filantropía en forma planeada y estratégica, utilizando muchas de las herramientas del mundo de los negocios para ser más eficientes y más profesionales”, comentó Fernando Rossetti.

Al mismo tiempo, el organismo pretende hacer un cambio en la manera tradicional de hacer trabajo social, que ha sido más asistencialista. “Tratamos de trabajar más con las causas de los problemas. Creemos que es mejor prevenir. Un ejemplo, es la educación, donde debe existir información y formación oportuna”, mencionó Fernando Rossetti.

En comparación con el Centro Mexicano para la Filantropía (Cemefi), cuyos miembros pueden ser empresas, organizaciones no gubernamentales, organizaciones de la sociedad civil e individuos, el GIFE sólo agremia a inversores sociales privados que cuentan con recursos propios para invertir en programas sociales, culturales y ambientales. Los recursos de sus 118 integrantes suman casi 25% (alrededor de 700 millones de dólares) del total de dinero privado que se destina al área social en Brasil, en un año.

El GIFE desarrolla sus actividades dentro de dos directrices de actuación: articulación y servicios.

Desde su creación, una de las prioridades del GIFE ha sido contribuir a la ampliación y al fortalecimiento de una esfera pública no estatal, formada por empresas, fundaciones e institutos privados comprometidos y dispuestos a invertir recursos para fines públicos.

Dentro de esa línea de actuación, el principal objetivo del GIFE es la concretización de la reforma del marco legal del tercer sector, que ofrecerá un ambiente legal, fiscal y tributario más propicio a la inversión social privada. Además de hacer posible la ampliación del impacto de las acciones sociales.

“El perfeccionamiento del escenario legal existente permitiría la participación de nuevos inversores sociales privados”, subrayó Fernando Rossetti.

Por otra parte, los servicios que ofrece el GIFE a los inversores sociales privados, contribuyen a mejorar la difusión de los conceptos y las prácticas del uso de recursos privados para el desarrollo de proyectos sociales. Destacan la orientación estratégica, cursos, congresos, encuentros de asociados y publicaciones.

“La responsabilidad social empresarial ya no es una acción periférica, como era hace 20 años. Hoy, está en el centro de las estrategias de negocios. Si la crisis global por la que estamos pasando se hubiera dado hace 10 ó 20 años, los programas de responsabilidad social empresarial hubieran sido eliminados. Hoy, no es el caso”, señaló el directivo.

Comentarios

comentarios