Menu

La facturación electrónica también ayuda a la tierra

Para fabricar una hoja de papel blanco se requieren 370 cm³ de agua limpia, mientras que, para fabricar mil kilos de papel, se necesitan 100 mil litros de agua, de los cuales 10% de agua altamente contaminada se vierte a los ríos.

La industria papelera se ubica entre las industrias más contaminantes del mundo, debido a sus métodos industriales.

La mayoría del papel no es marrón, como el color de la madera, esto se debe a uno de los procesos de la fabricación del papel, el blanqueo, el cual es considerado uno de los procesos industriales más contaminantes que existen.

Los comprobantes fiscales son utilizados en todo el mundo y al año se consumían toneladas de papel en facturas, la realización de este trámite también suponía un consumo de Co2, de energía y de agua.

La importancia de la facturación electrónica es reducir la contaminación que implica el proceso de creación y el desecho del papel.

En 2011 en México, gracias a la facturación electrónica, se salvaron 800 mil árboles y se ahorró en otros gastos indirectos que presentan las facturas de papel, como la tinta gastada en las impresiones.

Una tonelada de facturas de papel se traduce en 250 mil hojas, lo que conlleva gastar 250 mil litros de agua y 7 mil 800 KWh de energía.

Los árboles son los pulmones del mundo y gracias a la utilización de la factura electrónica reducimos la tala de árboles. Se requieren 22 árboles para suplir la demanda de oxígeno de una persona al día. Un árbol puede producir tan sólo 20 kilogramos de papel.

Los árboles de madera dura, como los robles y el arce, son utilizados para producir hojas, mientras que la madera blanda se usa para crear cartón.

Aproximadamente 15% de dichos árboles son plantados con ese propósito en bosques que vuelven a reforestarse, mientras que el resto (75%) proviene de bosques que no son reforestados.

Los bosques de Sudamérica son los más utilizados para la tala de árboles.

Otro de los ahorros que dará la factura electrónica es:

  • Disminuye la carga administrativa.
  • Reduce costos de operación generando ahorro.
  • Procesos contables más eficientes.
  • Innovación y vanguardia administrativa.
  • Reduce tiempo en la elaboración de inventarios.
  • No requiere un almacenaje físico para los comprobantes.
  • Reduce fraudes.
  • El tiempo será menor.
  • No habrá errores en generación.
  • El comprobante en papel tiene un costo global de 162 pesos, mientras que el electrónico es tan sólo de 24.

Comentarios

comentarios