Menu

Responsabilidad Social en Latinoamérica. CERES, ejemplo a seguir

El Consorcio Ecuatoriano para la Responsabilidad Social, CERES, es una red compuesta por empresas públicas, privadas, fundaciones y organizaciones de la sociedad civil que promueven la responsabilidad social corporativa con el fin de convertirlas en “movilizadoras de una sociedad más justa y sostenible”.

Con más de 50 miembros entre empresas, organizaciones no gubernamentales y universidades, el Consorcio es un importante aliado del Centro Mexicano para la Filantropía A.C. (Cemefi), con quien ha generado sinergias que permiten un mayor impacto entre las empresas que inician en el camino de la responsabilidad social.

Así como Cemefi otorga el distintivo de Empresa Socialmente Responsable en México, Ceres lo hace en América Latina.

Evangelina Gómez-Durañona, directora ejecutiva del Consorcio Ecuatoriano para la Responsabilidad Social, asistió al VI Encuentro Latinoamericano de Empresas Socialmente Responsables donde una empresa ecuatoriana logró obtener el distintivo ESR y una más consiguió el reconocimiento por sus esfuerzos hacia la Responsabilidad Social.

Gómez-Durañona, comentó sobre la relación que mantienen con el Cemefi desde hace algunos años: “Trabajamos muy coordinadamente con el Cemefi y nosotros promovemos el distintivo ESR en Ecuador para las empresas en América Latina”.

Para la directora ejecutiva, la responsabilidad social en Ecuador está en proceso de crecimiento, ya que cada vez hay más empresas interesadas en ser consideradas como una Empresa Socialmente Responsable, “falta mucho, pero cada vez hay más empresas sumándose a la visión que conlleva la responsabilidad social”, comentó Evangelina Gómez, y agregó que el CERES se encuentra trabajando actualmente con el sector público por la importancia de éste en la responsabilidad social corporativa.

Este Consorcio promueve cuatro principios básicos para funcionar, los cuales son:

  • Equidad e impacto.
  • Transparencia y solidaridad.
  • Libertad y respeto.
  • Corresponsabilidad.

Asimismo, su misión es “promover el concepto y las prácticas de la responsabilidad social a través de un grupo de organizaciones fortalecidas y comprometidas con el desarrollo sostenible de Ecuador”; mientras que su visión es “ser la organización nacional referente, sin fines de lucro y con alto impacto, en el campo de la responsabilidad social”.

Actualmente, la junta directiva del CERES se conforma por nueve personas de distintas empresas como Repsol YPF, Pfizer Ecuador, Telefónica Ecuador, entre otras; la presidente para el periodo 2012-2014 es Augusta Bustamante, quien es gerente de responsabilidad social en la empresa Diners Club del Ecuador.

Cabe mencionar que entre sus miembros se encuentran empresas como Coca Cola, General Motors, Kimberly-Clark, otras 50 compañías más, así como alianzas con ocho organizaciones internacionales en distintas partes del mundo.

El Consorcio Ecuatoriano para la Responsabilidad Social, también forma parte de la iniciativa conocida como Pacto Global, lanzada por la Organización de las Naciones Unidas para que las empresas se comprometan a llevar a cabo estrategias bajo una decena de principios, que van de los derechos humanos a la anticorrupción, pasando por estándares laborales y cuidado del medio ambiente.

Al finalizar la entrevista, Evangelina Gómez-Durañona, comentó que, para ella, lo mejor de trabajar en la responsabilidad social es “ver que las empresas sí están contribuyendo, se preocupan mucho del aspecto social, de sus empleados y de la parte ambiental. La responsabilidad social es para todos”, concluyó.

Comentarios

comentarios