Menu

Sustentabilidad y empoderamiento de la mujer mexicana en el 2016

Por: Inés Guardia

Situación de género en méxico

  • 8 de cada 10 puestos directivos son ocupados por hombres.
  • 4 millones de mujeres sufren acoso sexual en su ámbito laboral.
  • Entre 2007 y 2012 se cometieron mil 900 feminicidios.
  • Entre el 2000 y 2014 la cantidad de homicidios anuales de mujeres fue de dos mil 349.
  • 99,7% de los casos de acoso sexual no se denuncia.

La sustentabilidad es un área del conocimiento que está en construcción, los aportes a la fecha son valiosos, pero falta precisión conceptual, profundizar y sistematizar aportes y difundir al público especializado y empresarial literatura que permita aclarar conceptos, estudios comparativos, compendios de mejores prácticas empresariales, sistematización de indicadores y acercamientos a temas específicos de la Responsabilidad Social como es el empoderamiento de la mujer y su impacto en el desarrollo social.

A nivel de las empresas en México, lo habitual es comparar el número de mujeres trabajadoras en relación a los hombres, número de mujeres en cargos directivos o dirección general (8/10 puestos directivos son ocupados por hombres), otorgar las horas de lactancia y en general cumplir con la legislación y la norma para la igualdad laborar entre hombres y mujeres, podemos afirmar que en México se avanza en la igualdad formal. A pesar de estos progresos, la brecha salarial de mujeres con respecto a hombres se ubica entre 15 y 20 por ciento según la OIT.

También, hay un adelanto en la difusión y capacitación de temas como acoso (en México 1.4 millones de mujeres sufren acoso sexual en su ámbito laboral), violencia (entre 2007 y 2012 se cometieron 1900 feminicidios en el país, México está en la posición 23 con mayor tasa de feminicidios, entre el 2000 y 2014 la cantidad de homicidios anuales de mujeres fue de 2349) y discriminación.

Sin embargo, no hay un logro importante en relación a los canales de apelación confidencial ya que se continúa con la práctica del buzón de sugerencia que administra el director de RH (99,7% de los casos de acoso sexual no se denuncia), ni tampoco en el uso de lenguaje sexista. Tampoco vemos logros en relación a la flexibilidad laboral y trato especial para madres y padres con hijos pequeños; una novedad son las salas de lactancia en las empresas.

En relación a las prestaciones a familiares se observa de nuevo apego a la legislación al pagar la guardería y se ha hecho común otorgar útiles escolares a las madres, algunas veces con descuento vía nómina, otras como prestación adicional de la empresa. Algunas modalidades son la de niños aplicados, celebración del Día del Niño, etc.

Hay empresas que por su giro (cosméticos, farmacéuticas, manufactura y confección) han decidido que la mujer es el grupo de interés a quien va dirigida su causa social y establecen toda una estrategia a través de programas y planes para beneficiarlas.

Sin embargo, vemos que son iniciativas aisladas, que no establecen alianzas con grupos organizados de la sociedad, ni con sectores gubernamentales y no miden los impactos de su labor; hace falta evaluar y difundir los progresos a favor de la igualdad de género.

Para crear economías fuertes, sociedades estables y justas, mejorar la calidad de vida de las familias y comunidades y sobre todo, alcanzar los objetivos de desarrollo sostenible, hace falta apoyar a la mujer mexicana como parte de la estrategia empresarial.

“Hace falta apoyar, potenciar y alentar actividades, planes y programas que permitan una participación de la mujer mexicana como parte de la estrategia empresarial”.

Dra. Inés Guardia
Consultora en RS y Sustentabilidad
iguardia@gcbconsultores.com
www.guardiaconsultores.com

Comentarios

comentarios