Menu

Una voz latinoamericana

Entrevista a Hugo Vergara, Director de la Consultora BSD Consulting Group para América Latina, a propósito de los nuevos retos en el área de la Responsabilidad Social Empresarial. Suplementos Corporativos: A diez años de entrega del distintivo ESR, ¿cómo vislumbra el panorama en México?

Hugo Vergara: Creo que celebrar 10 años de un premio es muy bueno; son 10 años de esfuerzos por colocar el tema de la RSE en la ideología de las empresas y de que éstas sientan que tienen un reconocimiento a partir de un organismo como el Cemefi. Sin embargo, hay que mirar hacia lo que va a pasar dentro de la siguiente década. Uno de los elementos que me parece central aquí en México es que todavía no hay una encuesta que permita conocer cuál es la opinión de la sociedad mexicana respecto a los temas de ESR. Desde cómo se entiende este tema, cómo lo definen, hasta cuáles son las áreas en las que requieren más acciones concretas.

SC: ¿Qué ocurre en México en materia de reporte de resultados y transparencia?

HV: México aún tiene temas de gobierno corporativo que no son fuertes. México es miembro de la OCDE y la pregunta entonces sería ¿qué están haciendo las compañías para empezar a implementar los lineamientos de la OCDE, por ejemplo, en lo que respecta al marco regulatorio, las políticas de responsabilidad social o en temas de gobierno corporativo?. Ahí hay una tremenda oportunidad que se fortalece con la incersión de México en un bloque de países donde son de suma relevancia los estándares con los que se conducen las organizaciones.

SC: ¿Considera que debería cambiar el acercamiento entre las empresas y los grupos de interés? HV: Las organizaciones mexicanas tiene que avanzar más en el diálogo con los grupos de interés. Se hizo una breve consulta en donde se preguntó a los responsables del área de RSE si habían consultado a su grupo de interés al desarrolla un reporte. Lo sorprendente es que la mayoría de los ejecutivos dijeron que no, y uno de los elementos centrales de la RSE es el diálogo con tus grupos de interés. No puede haber mucho avance si se desconoce cuáles son los temas más importantes para los stakeholders y sólo se confía en la intuición para decidir qué hacer. Por el contrario, se deben desarrollar procesos de diálogo transparente, creíble, que permitan tener una continuidad en el tiempo. SC: Si las organizaciones toman en cuenta estos tres retos en concreto, ¿cambiaría la manera de hacer RSE en el país?

HV: México debe avanzar en estos tres puntos para asegurarse de que se está haciendo lo correcto con los grupos de interés más vulnerables. En la medida en la que las empresas se acerquen a sus stakeholders, conozcan sus necesidades y reporten sus esfuerzos la RSE se verá fortalecida. En principio tal vez se encuentren con una sorpresa: que no estén hablando de lo mismo; si eso llega a ocurrir (que no lo sabemos), será una oportunidad tremenda para las empresas porque van a poder conectar el sentir de la sociedad con sus políticas y estrategias de RSE.

SC: ¿Qué pasa cuando hablamos de la Responsabilidad Social Empresarial a nivel Latinoamérica?

HV: Las áreas de oportunidad de México se aplican a América Latina, como gobierno corporativo, transparente, reporteo y diálogo con los grupos de interés. Las empresas tienen que mejorar su gobierno corporativo y su ética la tienen que aplicar en toda su esencia. En las juntas directivas hay que diseñar los planes de RSE, no en las gerencias de RSE (que en realidad son los operadores). Las decisiones son corporativas, por lo tanto, la RSE tiene forzosamente que integrarse al día a día de las organizaciones y no manejarse como un área ajena al negocio.

SC: A nivel regional, ¿qué variable considera que ha sido rezagada?

HV: Definitivamente el consumo responsable. Hoy los consumidores son más conscientes del binomio precio–calidad. Hoy no sólo importa eso, los consumidores quieren saber si los productos se están fabricando con patrones éticos, respetando al medio ambiente y a los trabajadores. ¿Quién va a llevar esta batuta para hablarles a los ciudadanos acerca de ello? ¿Cómo realmente los consumidores, con su capacidad de compra, tienen la posibilidad de inlfuir finalmente en que una empresa le vaya bien o fracase? Esto deben tomarlo en cuenta las organizaciones si no quieren pagar consecuencias más adelante.

SC: Este encuentro latinoamericano reunió a múltiples medios de información. A su parecer, ¿cuál es el papel de los medios en la difusión de una cultura socialmente responsbale?

HV: No hablar sólo de las cosas buenas. Lo peor que le puede pasar a la RSE es ser autocomplaciente. Por eso, los medios deben encontrar la forma de hacer llegar a la sociedad, las empresas, el estado y otros organismos el mensaje de que estamos obligados a trabajar en conjunto para que, en el largo plazo, no se trate sólo de hechos aislados que finalmente no generarán los beneficios esperados no solamente para las empresas, sino para la sociedad mexicana .

SC: Un mensaje final que quiera compartir con nuestros lectores

HV: Es imposible tener empresas exitosas en sociedades fracasadas. ¿Qué hacemos para que la sociedad no siga siendo fracasada y que la pobreza en México disminuya y las oportunidades le lleguen a todo el mundo? Y en la respuesta a esta pregunta las empresas tienen un rol fundamenta. Ahora bien, sólo en la medida en que no conozcamos la opinión de las personas será como navegar en un océano enorme, sin saber a qué puerto llegaremos finalmente. Primero, las empresas tienen que mejorar su gobierno corporativo y la ética la tienen que aplicar en toda su esencia, asimismo, deben incluir a la RSE en su día a día y no manejarla como un ente ajeno al negocio. Dos, tiene que haber avance en los diálogos con los grupos de interés, para ello, hay que generar mecanismos y ayudarse de otros actores. Y tres, comenzar a considerar el tema del consumo responsable entre sus estrategias.

 

Comentarios

comentarios