Menu

Chile anuncia plan de cierre de todas las plantas de carbón para el 2024 y avanza en cambio climático

En un hecho sin prescendentes, el Presidente Piñera anuncia plan de cierre que busca neutralidad y sostenibilidad

En cinco años cerrarán ocho termoeléctricas; las principales generadoras firmaron contratos con el gobierno para el retiro de sus unidades; prevén pérdidas iniciales de US350 millones.

Cerrillos, donde se realizó la mayor cumbre de cambio climático del mundo, el Jefe de Estado, el cierre de las ocho centrales, el poder de carbón para 2024 y una completa erradicación para 2040. “Es el mejor legado que podemos entregarle a nuestros hijos”.

El Presidente Sebastián Piñera presentó este martes el plan de cierre de las centrales de energía a carbón para reducir las emisiones de efecto invernadero y potenciar la generación de energías renovables.

“De aquí en adelante, la tendencia fuerte y clara va a ser descarbonizar nuestra matriz energética”, dijo el Mandatario, acompañado por las Ministras de Energía, Susana Jiménez, y de Medio Ambiente, Carolina Schmidt. Energía Limpia XXI reoprta que el programa acordó con las empresas Engie, Enel, Aes Gener y Colbún, considera el cierre de ocho centrales, que representa un 19% de la capacidad instalada de plantas a carbón, en un plazo de cinco años. Cuatro de estas centrales están ubicadas en Tocopilla, dos en Puchuncaví, una en Iquique y una en Coronel.

Además, veremos el compromiso de las mesas de trabajo cada cinco años que los nuevos cronogramas de cierre, con miras a un retiro total del parque de centrales a carbón hacia 2040.

“Estamos enfrentando con estas medidas una de las principales fuentes emisoras de gases de efecto invernadero”, dijo el Jefe de Estado en una ceremonia en el Parque Bicentenario de Cerrillos, donde se hará la cumbre del cambio climático COP 25 en diciembre.

Actualmente, el Sistema Eléctrico Nacional cuenta con 28 centrales termoeléctricas a carbón, con 18 años de promedio de operación, las que emiten el 26% del total de gases de efecto invernadero y aportan casi el 40% del total de la generación eléctrica del país.

Con la descarbonización, Chile se posiciona como pionero en el cumplimiento de metas internacionales de reducción de emisiones y adopción de tecnologías limpias, compromisos pactados en el Acuerdo de París de 2015 sobre el cambio climático.

Las energías renovables pasaron del 32,8% de la matriz energética en 2013 al 45,5% en 2018. La generación de energía solar más de 750 veces entre 2013 y 2018, mientras que la energía se multiplicó por siete. Para 2030, se espera que el 70% de la matriz energética en base a las energías renovables.

Con esta medida y la promoción de las energías renovables, Chile aspira a ser carbono neutral para 2050.

“El mejor legado que podemos entregarles a nuestros hijos, es un país más limpio, que el que nosotros recibimos”, dijo el Jefe de Estado.

La italiana Enel informó las condiciones bajo las cuales se darán de baja las centrales a carbón que poseen en Chile. La primera en salir será Central Tarapacá, de 158 MW, en el 2020, y de Bocamina 1, de 128 MW, en el 2023. La central Bocamina 2, la unidad más nueva del grupo, de 350 MW, quedará para el 31 de diciembre del 2044.

Por el cierre de las primeras dos centrales, la empresa tendrá un deterioro de 290 millones dólares este año. Agregaron que los efectos financieros de Bocamina 2 no fueron posibles de determinar.

“Como grupo hemos venido liderando la transición energética hacia una matriz limpia y sustentable, y hoy confirmamos nuestro compromiso firmando un acuerdo que prevé el cierre progresivo de nuestras centrales a carbón, reduciéndolas a la mitad no más allá del 2023”, explicó Paolo Pallotti, gerente general de Enel Chile, en un comunicado.

AES Gener, ligada al grupo norteamericano AES Corp, tiene 3,019 MW de capacidad instalada a carbón. Al 2024, la empresa comprometió el retiro de 322 MW correspondientes a las centrales Ventanas 1 y 2, las que habían sido puestas en servicio en 1964 y 1977, respectivamente.

Engie, la empresa más avanzada en este proceso, dado que ya había anunciado el retiro de centrales con esta tecnología —las unidades 12 y 13 de la Central Tocopilla, lo que se producirán en las próximas horas—, indicó que el 1 de enero del 2022 pasará a desconectar las unidades 14 y 15 de la misma central. Este compromiso se podría extender máximo hasta el 31 de mayo del 2024 si la empresa no desarrolla nuevas fuentes de generación renovable. Además, reconoció un ajuste preliminar negativo por menor valor de sus activos por 63 millones de dólares.

Fuente: energialimpiaparatodos.com

Facebook Comments