Menu

El henequén podría sustituir al plástico

El henequén es una especie de planta del género de los agaves, esta planta es originaria de estado de Yucatán en México, lugar donde fue cultivada por los mayas en la época prehispánica, quienes la llamaban “Ki” en lengua maya, fue domesticado en la época debido a la utilidad de sus fibras, especialmente para la fabricación de sogas y cordeles. El «oro verde» es el nombre que recibió el henequén en Yucatán durante el siglo XIX, a causa de la gran derrama económica que generó durante su auge industrial.

Expertos del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) Unidad Querétaro trabajan en el desarrollo de polímeros hechos a base de henequén que podría sustituir el uso de fibras sintéticas para fabricar materiales de automóviles.

Este tipo de material se obtuvo a partir de mezclas de henequén con fibra de vidrio que, al ser examinado en el laboratorio, cumplió con las propiedades mecánicas que poseen otros polímeros sintéticos que se encuentran actualmente en el mercado.

“La idea fue utilizar materia prima mexicana, como el henequén, y reemplazar productos contaminantes derivados del petróleo que tardan mucho en biodegradarse”, destacó el doctor Alejandro Manzano Ramírez, titular de la investigación.

Las fibras de henequén son fuertes, rígidas y dúctiles, y con potencial para usarse en múltiples aplicaciones.

El proceso partió a partir de la obtención de laminados en los que capas alternadas de tejido de fibra de henequén se colocaron con tejidos de fibra de vidrio alternadamente.

Al evaluar sus propiedades mecánicas (como compresión, flexión, dureza), se concluyó que pueden sustituir, en parte, a las fibras sintéticas sin disminuir las propiedades del material reforzado con puras fibras sintéticas.

Manzano Ramírez destacó que este material podría ser utilizado en algunas partes de los automóviles, en concreto la carrocería, el revestimiento de los maleteros, los suelos y las cubiertas interiores de las puertas.

Esta sería la primera vez que se usan las fibras de henequén en estas aplicaciones, señaló el investigador.

Actualmente, países como Brasil y Colombia han comenzado a incorporar diferentes fibras naturales como caña de azúcar, coco y yuca en la construcción de vehículos prototipo.

Dado que el henequén constituye un recurso renovable y abundante en el país, el equipo del Cinvestav intenta crear otros productos que puedan ser fabricados a partir de este material, utilizando una tecnología simple y barata.

El especialista del Cinvestav dijo que hasta ahora los hallazgos están al nivel de prueba por lo que hace falta más tiempo para encontrar empresas que se interesen por el producto y se transfiera la tecnología para fabricarlo a nivel industrial.

Fuente: www.inforural.com.mx

Facebook Comments